Por suerte ya casi nadie concibe la masturbación como un acto impuro y antinatural. Faltaba que las mujeres (o un amplio porcentaje de ellas) perdieran la vergüenza y empezaran a reconocer que se masturban para conseguir, al fin, que una capa de normalidad se pose sobre el acto de masturbarse.

Hombres y mujeres se masturban y asumen que lo hacen. Entre el 80 y el 90 por cien de los hombres reconocen masturbarse. En el caso de las mujeres, ese porcentaje disminuye a unas cifras que oscilan entre el 65 y el 70%.

Asumiendo que hombres y mujeres se masturban lo que hasta ahora no resultaba tan fácil de saber era qué tipos de imágenes acuden a la mente de un hombre o de una mujer cuando se hallan camino del éxtasis que puede producir el placer en solitario. Una empresa de juguetes eróticos británica, Lovehoney, ha intentado dar respuesta a la pregunta «¿en qué piensan las mujeres cuando se masturban?” y ha intentado hacerlo realizando una entrevista entre más de 4.500 mujeres.

¿En qué piensan las mujeres cuando se masturban?

Según el estudio realizado por Lovehoney, el 48% de las mujeres fantasean con una antigua relación sentimental/sexual cuando se masturban. O sea: que piensan en su ex. Los cambios de rol, el sexo duro, las relaciones basadas en la sumisión o los juegos eróticos son, también, algunos de los aspectos con los que acostumbran a fantasear las mujeres que se masturban.

El hombre que descubre que su pareja fantasea con su ex cuando se masturba debería evitar sobre todo cualquier arrebato de celos. Las fantasías eróticas, que cumplen una función de catarsis y liberación, no guardan necesariamente relación directa con el deseo que convertirlas en realidad.

Por otro lado, que ningún hombre haga demasiados aspavientos ni se escandalice en exceso cuando descubra que, en alguna ocasión, su pareja sustituye su imagen por la de su ex cuando se masturba. Los hombres, después de todo, y según sugieren los resultados obtenidos a partir de la encuesta realizada por Lovehoney, también tienden a fantasear con alguna ex cuando se entregan a los placeres de la masturbación. Y en un porcentaje mayor. Según el informe publicado por la empresa de juguetes para adultos británica, el 60% de los hombres entrevistados reconocieron haber fantaseado con mantener relaciones sexuales con su ex mientras se masturbaban.

Si hay algo que diferencia a hombres y mujeres a la hora de “calentar” su imaginación es el grado en que cada cual hace uso de la pornografía para masturbarse. Habitual en el caso de los hombres, sólo entre el 25 y el 35% de las mujeres recurren a la pornografía para masturbarse. Hay estudios y publicaciones que apuntan a que los hombres suelen ser consumidores habituales de porno y que lo consumen sin premeditación alguna, como una rutina más. Las mujeres, por el contrario, acuden a la pornografía con un motivo específico, no por la rutina de acudir. En algunas ocasiones, ese motivo es favorecer la excitación. En esos casos el visionar pornografía se convierte en una especie de prolegómeno sexual. En otras ocasiones, la mujer acude al porno para satisfacer alguna curiosidad o, directamente, para aprender nuevas técnicas sexuales.

Puestas a buscar porno que las excite y prepare para la masturbación, ¿qué tipo de porno buscan las mujeres? El porno no explícito, por ejemplo. O el sexo lésbico, los tríos, el sexo en grupo o los penes de gran tamaño son otras de las preferencias femeninas a la hora de buscar imágenes pornográficas que las excite y las ponga a punto para ese ratito de su tiempo que ellas deciden dedicar a la masturbación.

masturbacion femenina

masturbacion masculina

¿En qué piensan los hombres cuando se masturban?

Por su parte, la respuesta a la pregunta “¿en qué piensan los hombres cuando se masturban?” fue dada hace un tiempo por el Diario de Medicina Sexual de Canadá. Esta publicación entrevistó a 1.500 adultos para, así, saber con qué fantasean los hombres cuando se masturban.

Algunos de los resultados de ese estudio son los siguientes:

  • El 64% de los hombres han fantaseado al masturbarse con recibir sexo manual por algún conocido/a (no se recogió el sexo de la persona imaginada en la encuesta).
  • El 52% de los hombres sueñan con una mujer de senos pequeños mientras se masturban.
  • El 48% de los hombres han fantaseado con ser manoseado en un lugar público (el metro, por ejemplo) por un desconocido.
  • El 39% de los hombres han fantaseado con mantener relaciones sexuales forzadas.
  • Un 28% de los hombres han fantaseado mientras se masturbaba con mantener relaciones con objetos inanimados.
  • El 16% de los hombres fantasean en alguna ocasión con la imagen de dos hombres haciendo el amor.
  • El 10% de los hombres han fantaseado con el travestismo.
  • El 10% de los hombres, al masturbarse, han fantaseado con practicar la lluvia dorada con su pareja actuando dentro de la práctica como parte pasiva de la misma.
  • El 9% de los hombres ha fantaseado al masturbarse con orinar sobre su pareja.

Lo que el estudio del Diario de Medicina Sexual de Canadá recalcaba muy claramente es que los hombres tienden más a fantasear con personas conocidas que con famosos o personajes de ficción. Es decir: que es más fácil que un hombre se masturbe imaginando escenas eróticas o pornográficas con la vecina del sexto, la madre del compañero del cole de su hijo, la cajera del supermercado o la compañera de oficina que no con Scarlett Johansson, Monica Bellucci, Blanca Suárez, Úrsula Corberó o, por añadir a alguien con glamour principesco, Carlota Casiraghi.

Conocidas las fantasías de hombres y mujeres al masturbarse, nada mejor que, de tanto en tanto, masturbarse mutuamente sin preocuparse en qué está pensando exactamente nuestra pareja cuando nuestra mano o nuestra lengua la está llevando al éxtasis. Pensemos que, sin duda, a nosotros no nos gustaría demasiado que ella, nuestra pareja, descubriera por qué derroteros deambula nuestra mente cuando es ella la que nos masturba.

Un buen consejo, tanto si nos masturbamos en solitario como si lo hacemos en pareja, es incorporar a nuestra masturbación todo tipo de juguetes eróticos. Dildos, vibradores, estimuladores de clítoris, bocas masturbadoras, penes realísticos… Son múltiples las opciones que el mercado del juguete erótico ofrece a aquellos hombres y mujeres que quieran utilizar algún tipo de juguete sexual para masturbarse o, en su caso, para masturbar a su pareja.

En el catálogo de juguetes eróticos de SexshopDreams puedes encontrar un sinfín de masturbadores para ella y para él que, sin duda, te ayudarán a dar un toque especial a tus sesiones de masturbación y a multiplicar o a hacer más intensas las sensaciones experimentadas. Escoge uno y, no te lo pienses dos veces, cómpralo y disfruta. La masturbación no debe avergonzarte. Al contrario: debe ser un pilar fundamental de tu vida sexual. Gracias a ella te conocerás mejor y, conociéndote mejor, sabrás buscar mejor aquello que necesitas para ser feliz.