El huevo vibrador, como juguete sexual, tiene una función y un método de empleo fundamental: debe introducirse en la vagina para, así, y gracias a la vibración, proporcionar placer a la mujer. Pero que la inserción vaginal sea su forma de uso primordial no quiere decir que no pueda tener otras. De hecho, puede servir también para estimular el clítoris, los pezones o los testículos. Y para la estimulación anal. Hasta puede servir, simple y llanamente, para ser utilizado como un masajeador corporal más.

Los huevos vibradores pueden estar hechos con múltiples materiales. El caucho, la silicona y la gelatina son los más habituales, pero también pueden hacerse con metal o incluso con vidrio soplado especial para juguetes sexuales. Su forma es comúnmente ovoidal (de ahí su nombre), pero también pueden tener forma de bala. La bala vibradora, gracias a sus posibilidades de camuflaje y a su fácil transporte, se está convirtiendo en una de las estrellas del mercado del juguete erótico, sobre todo entre todas aquellas personas que se están iniciando en el uso del mismo para enriquecer sus experiencias sexuales.

Entre los huevos vibradores que pueden encontrarse en el mercado hay que destacar fundamentalmente dos tipos:

  1. El huevo vibrador con cable. Los modelos de este tipo proporcionan una vibración continua y constante.
  2. El huevo vibrador inalámbrico. Éste, al revés que el anterior, acostumbra a proporcionar la oportunidad de elegir entre diferentes velocidades, movimientos e intensidades de vibración. Una de las posibilidades más interesantes que ofrece este tipo de huevo vibrador es la de dar a la pareja un instrumento de juego de alto voltaje erótico. Que la mujer lleve el huevo vibrador introducido en su vagina y que el hombre, con el mando a distancia inalámbrico, pueda decidir cuándo activar la vibración y cuándo no, ofrece una posibilidad lúdica muy excitante, sobre todo si la pareja decide utilizar dicha opción en reuniones sociales o cenas de familia.

La utilización de un buen lubricante y las recomendaciones habituales de una higiene adecuada del huevo vibrador antes y después de su uso (recalcando en todo momento que el mismo juguete que se utiliza para la estimulación anal no debe utilizarse, en ningún caso, para la vaginal) son algunos de los consejos que acostumbran a darse respecto al uso de estos juguetes.

Puedes encontrar un amplio abanico de ellos en nuestra página sexshopdreams.com.