Que fenómenos literarios y cinematográficos como Cincuenta sombras de Grey lo hayan puesto en cierto modo de moda no evita que el BDSM en general y el sadomasoquismo en particular sigan teniendo mala prensa y sean concebidos aún por muchas personas como prácticas sexuales propias de sádicos y desequilibrados. Sin embargo, a lo largo de los últimos años se han ido realizando estudios que apuntan a todo lo contrario. Según dichos estudios, el sadomasoquismo y el BDSM no sólo no son negativos, sino que son sanos.

El último estudio realizado que defiende las bondades del sadomasoquismo ha sido realizado por un grupo de especialistas de la Universidad Estatal de Idaho. Según los resultados de este estudio, que se han publicado en el Journal of Positive Sexuallity, el sadomasoquismo y el BDSM, practicados de forma voluntaria, es “una forma de ocio psicológicamente saludable”.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores de la Universidad Estatal de Idaho entrevistaron a alrededor de mil personas de ambos sexos para, a partir de sus experiencias como practicantes de bondage, de juegos de Dominación y sumisión o de sadomasoquismo, descubrir cuáles son sus motivaciones y las sensaciones experimentadas gracias a la ejecución de dichas prácticas.

La inmensa mayoría de las personas entrevistadas declararon que, para ellos, la práctica del sadomasoquismo es un juego y una forma de liberar estrés. Los investigadores, tras su estudio, afirmaron que la práctica del sadomasoquismo aporta beneficios psicológicos y emociones similares a los que se obtienen gracias a la práctica deportiva.

Lo fascinante en las prácticas BDSM, lo que engancha a las personas a las que gusta practicar el sadomasoquismo, no es tanto, según el estudio del que estamos hablando, el gusto por dominar o ser dominado como el experimentar la sensación de liberación que se deriva de la propia práctica del BDSM.

El estudio realizado por los investigadores de la Universidad Estatal de Idaho ofrece los siguientes resultados:

  • Un 90% reconoció que las prácticas sadomasoquistas les hace sentir más libres.
  • Un 99% afirmó experimentar placer.
  • Un 90% consideró que las prácticas propias del BDSM y del sadomasoquismo son una forma de expresarse.
  • Un 91% de los practicantes de BDSM encontró en las prácticas sadomasoquistas una forma de reducir el estrés.
  • Un 97% de los amantes del BDSM afirmaron que las prácticas sadomasoquistas les reportaban emociones positivas.

Bienestar sadomasoquista

Los resultados de este estudio sobre los beneficios del sadomasoquismo no hacen sino reafirmar los resultados que otros estudios que se han realizado antes. Un estudio publicado hace ya unos años en el The Journal of Sexual Medicine y realizado por investigadores de la Universidad de Tilburg (Países Bajos) apuntaba que las personas aficionadas a prácticas sexuales como el sadomasoquismo o las prácticas de Dominación y servidumbre son personas mentalmente más equilibradas que el resto. O a esa conclusión, al menos, llegaron los investigadores Andreas Wismeijer y Marcel van Assen tras realizar una amplia variedad de pruebas psicológicas tanto a practicantes y aficionados al BDSM como a personas que nunca en su vida hubieran participado en prácticas BDSM.

La investigación de Wismeijer y Van Assen se centró en las encuestas realizadas a 902 personas practicantes de BDSM y a 434 que no lo eran. En dichas encuestas, las personas encuestadas debían responder a preguntas que hacían referencia, entre otras cosas, a su personalidad en general, al estilo de apego a sus relaciones y a su capacidad de manejar el rechazo.

Tras dichas encuestas y a la vista de sus resultados, los investigadores Wismeijer y Van Assen son más sociables, más abiertos a nuevas experiencias y menos neuróticas las personas que practican BDSM y sadomasoquismo que aquéllas que no lo hacen. Del estudio también se desprendía que los amantes del BDSM demostraron tener una menor sensibilidad al rechazo de los demás que aquéllos que nunca habían practicado el sadomasoquismo. El practicante del sadomasoquismo, además, aparecía, según los resultados del estudio de Wismeijer y Van Assen, como una persona más confiada y serena en sus relaciones personales que la persona que no ha practicado BDSM nunca.

Los investigadores, tras analizar los resultados de sus encuestas, apuntaron la hipótesis de que todos estos beneficios del sadomasoquismo son consecuencia del hecho de que la persona que practica el sadomasoquismo tiene un mayor conocimiento de sus necesidades y deseos sexuales que aquélla que no lo practica. Eso le permitiría al amante del sadomasoquismo (y ésa sería el gran beneficio del BDSM) disminuir la frustración física y emocional en las relaciones y mostrarse como una persona más extrovertida y menos neurótica.

Según el estudio al que nos referimos, las personas que gozarían de una mayor sensación de bienestar serían las personas que, en las prácticas BDSM, actúan como Dominantes. Tras ellas, serían los interruptores (es decir, quienes alternan papeles Dominantes y sumisos) las personas que gozarían de una mayor sensación de bienestar. A los interruptores les seguirían los sumisos y, finalmente, las personas que no practican el sadomasoquismo.

Vistos los resultados de estos estudios, podríamos entender que las prácticas sadomasoquistas y el BDSM son absolutamente aconsejables para todas las personas. Que nadie lo crea así. Cada persona posee su propia personalidad y sus propios gustos y lo que sienta bien y es beneficioso para una persona no tiene porqué gustar y ser beneficioso para otra. En el sexo no existen fórmulas mágicas. Basta con comprobar hasta qué punto hay personas que son verdaderas apasionadas del sexo anal y personas que no quieren ni oír hablar de él.

Nosotros no vamos a animar a nadie a practicar BDSM por mucho que los estudios a los que nos hemos referido en este artículo nos hablen de los beneficios del sadomasoquismo. Lo que sí nos gusta hacer es poner a disposición de toda persona que quiera practicar BDSM, bien sea por vez primera, bien sea tras una cierta experiencia, toda una amplia gama de juguetes eróticos para la práctica del BDSM y el sadomasoquismo. Por eso hemos reunidos en SexshopDreams un amplio catálogo de látigos, mordazas, cuerdas Bondage, pinzas para pezones, paletas de azote, pinzas para el clítoris, esposas, fustas, ruedas de oestimulación, etc. para gozar de una manera segura de las más variadas prácticas BDSM y sadomasoquistas. Para conocer las medidas básicas que hay que tener siempre presente al practicar BDSM, lee nuestro post «Medidas de seguridad para las prácticas BDSM».