Londres es de esas ciudades que siempre tienen algo nuevo que ofrecerte. Sin renunciar a sus tradiciones y a su pasado, Londres está siempre en continua renovación. La vitalidad es eso. Por eso Londres no pierde nunca su punch turístico y por eso cualquier excusa es buena para pegarse una escapada y darse una vuelta por allí. Si la excusa para viajar a Londres tiene que ver, además, con el placer sexual, pues mejor que mejor.

La Wellcome Collection, ubicado en el 183 de Euston Road, frente a la estación de ferrocarril de Euston, es un ecléctico museo que, desde su fundación, intenta explorar las conexiones que existen entre medicina, vida y arte e los distintos instantes de la historia de la humanidad. Su equipo directivo, impulsor de una excelente biblioteca on line, pone ahora, al alcance de los visitantes de la Wellcome Collection, una exposición en la que, bajo el título de The Institute of Sexology, podrán contemplarse desde cuestionarios que se utilizaron a principios del siglo pasado (cuando los estudios freudianos estaban más en boga) hasta artefactos pensados para conseguir y aumentar el placer humano.

Sin duda es en estos artefactos en los que la organización de la exposición ha puesto un interés especial. Juguetes sexuales antiguos convivirán a partir de mañana 20 de noviembre (día de la inauguración oficial de la exposición) con los de más última generación. Seguramente será muy interesante comprobar in situ cómo ha cambiado la industria del placer desde finales del siglo XIX hasta ahora. Consoladores de esa época compartirán espacio con los de más última generación de nuestro tiempo y con dispositivos tan sui géneris como un anillo de pene dentado en su parte interior y que estaba destinado a la inhibición de la erección del pene (un modo como otro cualquiera de luchar contra la “pecaminosa” e “ignominiosa” masturbación).

La evolución de los materiales y la introducción de nuevas tecnologías (se han creado consoladores que permiten que la pareja se conecte on line para disfrutar de sexo al unísono a miles de quilómetros de distancia) ha hecho que dildos, vibradores, masturbadores para él y para ella, etc. evolucionen de manera inimaginable hace sólo unas décadas.

Para saber de qué modo ha influido esta evolución en las ideas imperantes sobre la sexualidad o cómo, por el contrario, han sido esas ideas las que han hecho evolucionar la industria del juguete erótico, los organizadores de The Institute of Sexology solicitarán la intervención de los visitantes para que participen con opiniones, sugerencias o experiencias propias que ayuden a dibujar el mapa de esas ideas.

Los eventos en vivo, las actuaciones puntuales y los debates acabarán de dar forma a una experiencia que será semiestable y que se pretende que se prolongue hasta el 20 de septiembre de 2015. Una vez llegado ese momento, los organizadores esperan que, en la mente de los visitantes, quede grabada una idea fundamental: la historia de la identidad sexual está en evolución constante y debemos contemplarla siempre liberándonos de la tiranía de las ideas preconcebidas sobre el sexo.

Puede suceder que, por unos motivos u otros, no puedas desplazarte a Londres. No te preocupes. Sexshopdreams es una especie de museo virtual del juguete sexual y de los complementos (aceites de masaje, lencería erótica, afrodisíacos, juegos eróticos, complementos bondage, lubricantes íntimos, etc.) que pueden ayudarte a disfrutar más y mejor de tus relaciones sexuales. Y este museo tiene una ventaja sobre otros: aquí todos los objetos de la exposición están vivitos y coleando, llenos de posibilidades de placer, esperando solamente a que decidas echarles un ojo para elegir qué se amolda mejor a tus gustos y necesidades.