Sabemos que en las pelis porno los hombres tardan mucho en eyacular y que los polvos duran muuuuuucho tiempo. Pero el cine, cine es, y la realidad es otra cosa. Las relaciones sexuales de quienes no somos estrellas del porno duran, según algunos estudios, entre 8 y 10 minutos. No más. No nos angustiemos, pues, si no somos capaces de estar media hora dándole que te pego al tema. Nuestros polvos no están hechos a base de distintos planos grabados en momentos distintos como lo están las polvos del cine XXX. Nuestros polvos son en vivo y en directo, sin trampa ni cartón. Si, a pesar de ello, crees que aguantas demasiado poco penetrando a tu pareja, atiende a los consejos para aguantar más en la cama que vamos a darte en este artículo.

Los consejos que vamos a reunir en este texto deben servirte para mejorar tus relaciones sexuales. Gracias a ellos disfrutarás más de dichas relaciones y podrás alargar en el tiempo el momento de tu eyaculación. Con ello, además, no solo tú disfrutarás más: también darás a tu pareja un tiempo precioso para que ella también alcance el orgasmo sin quedarse a medias.

consejos para retardar la eyaculación

El primer consejo que vamos a darte para que consigas posponer el tiempo de la eyaculación es que te tomes las cosas con calma. Que te relajes. El estrés y la ansiedad no sirven para retrasar la eyaculación. Al revés: la precipitan. Cuando más ansioso estés, antes te correrás. Respira, pues, toma aire y concéntrate en lo que estás haciendo. Alargar los preliminares puede ser una buena solución para hacer más placentera la relación sexual. Además: ten por seguro que tu pareja lo agradecerá. Está comprobado que unos mejores y más prolongados preliminares favorecen el orgasmo femenino.

truco para correrse más tarde

Por otro lado, centrarte en la consecución del orgasmo de tu pareja te ayudará a olvidarte del tuyo. En demasiadas ocasiones estar pendientes del propio orgasmo solo sirve para precipitarlo. Para acelerar el orgasmo de tu pareja puedes recurrir a unos maravillosos productos que la industria de lo erótico pone a tu alcance: los aceleradores del orgasmo femenino. Una vez hayas llevado a tu chica al éxtasis podrás correrte a gusto sin miedo a quedar mal delante de ella.

El segundo consejo para no eyacular demasiado pronto es un truco de carácter físico. Eso sí: para ponerlo en práctica debes conocer bien las reacciones de tu organismo y saber en qué momento estás llegando a ese instante que se conoce como «punto de no retorno». Es decir, cuándo estás a punto de correrte sin remedio. Cuando estés asomándote a ese precipicio, aprieta con tus dedos justo debajo del glande. Apretando sobre ese punto en concreto de tu pene reprimirás la eyaculación, que quedará postergada.

Otro punto físico de tu anatomía sobre el que puede presionarse para controlar la eyaculación y retardarla es un punto que se halla entre el ano y los testículos, justo en el perineo, y que es conocido como punto «Hui Yin». Basta con presionar ahí, llegados casi al punto de no retorno, para detener lo que parecía irremediable.

Masturbación y ejercicios de Kegel

El tercer consejo para durar más follando es que practiques la masturbación y que lo hagas, además, a conciencia. ¿Qué queremos decir con ello? Que utilices la masturbación para entrenarte en la técnica de durar más. Las pajas que te hagas, que no sean compulsivas. Conviértelas en un arte. Cuando vayas a correrte, deja de tocar la zambomba (si es así como te masturbas) durante unos segundos. Después, prosigue con tu ejercicio masturbatorio. Gracias a estas pausas en el pajeo, conseguirás ejercer un cierto dominio sobre tu eyaculación y aprenderás a retardarla.

consejos para aguantar más tiempo follando

Del mismo modo que debes practicar la masturbación, debes practicar los llamados ejercicios de Kegel. ¿En qué consisten estos ejercicios? Imagina que estás orinando y que quieres cortar el chorro de tu orina. ¿A que para hacerlo contraes unos músculos de tu pelvis? Pues bien: haz ejercicios rutinarios contrayendo y relajando estos músculos y aprenderás a dominarlos cuando estés follando. Cuando los contraigas a voluntad, conseguirás posponer el instante de correrte.

Otra buena forma de durar más en la cama es ejercitarse en el cambio de ritmo de la penetración. A veces, basta con aminorar el ritmo o con cambiar el ángulo de la penetración para rebajar el nivel de excitación y, con ello, para alejar el instante de la eyaculación. Esto, claro, requiere su práctica. Vamos: que se aprende a follar follando. En este sentido, la compenetración con la pareja es fundamental para llevar a buen término el polvo.

Como ves, la técnica es importante a la hora de aguantar más follando. Y es que, por poner un ejemplo, no es lo mismo que la chica esté debajo del chico a que la chica lo esté cabalgando. Si se opta por la segunda opción, el chico aguantará más.

Productos eróticos para durar más follando

Como hemos indicado antes, la industria de lo erótico, siempre pendiente de las necesidades de hombres y mujeres, provee a unos y a otras de una serie de productos que sirven para prolongar un polvo o, en el caso de las mujeres, para acelerar el orgasmo y, de ese modo, evitar que puedan quedarse a medias en el acto sexual.

juguetes eróticos para aguantar más tiempo en la cama

Anteriormente ya hemos citado los aceleradores de orgasmos femeninos. Ahora vamos a citar tres productos eróticos para retrasar la eyaculación. Esos productos son:

  • Condones retardantes. Estos preservativos incorporan un anestésico en su lubricación interior. Ese anestésico disminuye la sensibilidad del pene y, con ello, ayuda a retardar la eyaculación.
  • Anillos para el pene para conseguir una erección más potente y, sobre todo, más duradera. Este juguete erótico, además, está muy indicado para hombres que padezcan disfunción eréctil.
  • Cremas retardantes. Al igual que los condones, estas cremas incorporan pequeñas dosis de anestésicos que hacen que disminuya el nivel de excitación del pene y, con ello, que sea más difícil que éste eyacule.

¿Has tomado nota de todos estos trucos? Todos ellos, solos o combinados por otros, te ayudarán a estar follando durante más tiempo seguido. Finalmente, y si eres de «recarga» fácil (si quieres saber lo que es el período refractario, busca el artículo de nuestro blog dedicado a él), déjate ir en tu primera eyaculación y di a tu pareja que no se preocupe, que aún tienes más para darle y que ahora, palabrita del niño Jesús, no se lo darás tan pronto como se lo has dado ahora.