Guía de supervivencia para tus primeras visitas a un sexshop

Hoy en día alardeamos de vivir en sociedades modernas y liberales. No obstante, ¿te parece que todo el mundo frecuenta habitualmente tiendas eróticas? Por desagracia, todavía existen pocos negocios para el público adulto y, los que existen, suelen tener mayor éxito en sus ventas online que en las tiendas físicas. Un sex shop enfocado a la venta de artículos eróticos debe estar bien ubicado, ser una zona de paso atractiva y disponer de un buen catálogo de productos y a buenos precios. Parece que la receta sea de lo más fácil, pero no todos triunfan, así que no será tan fácil como pueda creer uno.

Si volvemos al enfoque del consumidor, os preguntábamos si soléis visitar con cierta frecuencia los sex shops. Si vuestra respuesta es negativa, pero os gustaría que os comenzáramos a contar en el grupo de respuestas positivas, solamente debéis continuar leyendo este artículo en el que os daremos 4 consejos básicos para dejar la vergüenza en otra parte y comenzar a vivir la sexualidad con normalidad en vuestro día a día.

  • Si te da corte entrar solo, pídele a tu mejor amig@ que te acompañe

Este truco te servirá si la juventud te frena a entrar solo o sola. Juntos podréis comentar artículos que nunca antes habíais visto, que os sorprendan u os escandalicen. Al ir acompañados es posible que los dependientes puedan pensar que sois pareja y, a no ser que acudáis a ellos con alguna pregunta, no os acecharán para tratar de venderos algo. En cambio, un alma solitaria es más fácilmente atacable.

  • Interésate por esas tiendas eróticas donde puedas comprar lencería sexy

Existen muchos tipos de tiendas eróticas o sex shops. Los hay más enfocados al público femenino, masculino, gay, etc. Acude a uno en el que te puedas sentir más cómodo/a para que tu primera visita sea lo más agradable posible. Normalmente los sexshop en los que tengan lencería erótica, también tendrán juguetes sexuales para chicas y revistas eróticas pensadas para su placer sexual. Igual en uno de estos te sientas más cómodo que en uno más pequeñito en el que solamente tengan artículos sexuales.

  • Ve siempre con la mente abierta

Aunque uno piense que lo ha visto todo, las novedades en el mundo de la erótica puede causar alguna que otra sorpresa. Existen gustos muy fetichistas con los que no termines de simpatizar y que incluso te causen rechazo, por lo que te recomendamos que acudas a los sexshop con mentalidad abierta.

  • Ten claro el objetivo de la visita

Normalmente acudimos a los sexshop para encontrar algún producto concreto, ya sea un vibrador que nos han dicho que es la pera, unos lubricantes nuevos, etc. También puede ser que acudas a una tienda erótica para pillar ideas y salir de la monotonía, ya sea para huir de la rutina en pareja o en solitario. No te de vergüenza contarle al dependiente lo que buscas. Todos somos animales sexuales y seguramente tus dudas las haya tenido alguien más también.